Nuestros Fundadores

 Madre Bernarda Heimgartner

 Madre Bernarda Heimgartner nació el 26 de noviembre de 1822, en Fislisbach, aldea agrícola del Cantón de Argovia.

Sus padres fueron Enrique José y Ana María Trüeb. Fue la cuarta hija de seis hermanos. Su familia la impulsó a vivir bajo los valores de la fe cristiana, el amor por el prójimo y la educación.

 Por invitación de P. Teodosio, realiza entre los años 1843-1844, junto con otras dos jóvenes, el noviciado con las hernanas de la Divina Providencia, haciendo su profesión religiosa el 16 de octubre del mismo año. Este acto marcó la fundación del Instituto de las Hermanas Maestras de la Santa Cruz de Menzingen. La Hermana Bernarda acogió el llamado de Dios y del Padre Teodosio para ser la primera Superiora de la Congregación Santa Cruz.

La empatía de las hermanas con los niños no sólo las llevó a conquistar sus corazones, además el de sus madres, y del pueblo entero.

Afirmaba Madre Bernarda: “Cuando carecemos de posesiones y fuentes de ayuda, entonces confiamos en Dios con más fuerza, en ese Dios que hasta ahora se ha mostrado tan bueno y amoroso con nosotras”.

Su vida fue un testimonio profundo de vivencias de la cruz para ir luchando por la formación y consolidación de la Congregación, manteniendo siempre una síntesis de sinceridad, amor a la iglesia y fidelidad a las Constituciones.

 El 13 de Diciembre de 1863, falleció, teniendo más de 41 años de edad y 19 de vida religiosa.

Padre Teodosio Florentini.

El Padre Teodosio Florentini, nació el 23 de mayo de 1808, en Müstair, Grisones en la frontera Suizo-Italiana. A los 8 años pierde a su padre. Su madre la Señora Ana Fallet de Florentini se dedica energéticamente a la educación de sus cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres.

Siendo un sacerdote entregado al anuncio del Evangelio, el Padre Teodosio comprendió que la educación era fundamental: “No cre que me equivoque, cuando digo que la situación de los católicos en Suiza se mejorará más rápido por medio de la educación cuidadosa de la juventud femenina que por otros medios”.

Con esta finalidad pensó en fundar una congregación dedicada especialmente a la educación de las niñas. Su visión de estas religiosas era la siguiente: Ellas deben llevar una vida que sea capaz de mostrar la prescencia de Cristo entre los hombres. Mostrarán cuan activo y eficaz es el amor al prójimo. Van a compartir la pobreza y la penuria de los pobres, bajo estos fundamentos nacería el instituto de las Hermanas Maestras de la Santa Cruz, sus primeras  integrantes serían las jóvenes: María Ana Heimgärtner, Ana María Kramer y Walburga Mader que al emitir sus votos religiosos, pasarían a llamarse Hna. María Bernarda, hna. Felicia y Hna Cornelia, respectivamente.

El Padre Teodosio murió el 15 de febrero del año 1865.